Tener una moto implica tomar acciones para mantenerte seguro, como ya vimos en una entrada anterior. Sin embargo, también es indispensable conservar nuestra moto lo más segura posible, así que en esta ocasión te daremos algunos consejos para protegerla y darle mucha más vida útil.

  • Procura bloquear su dirección al estacionarla.
  • Asegúrate de que tu moto esté en un lugar techado o en un garaje para evitar que sufra daños por el clima
  • Es importante revisar el nivel de aceite y cambiarlo cuando sea necesario. No olvides que se consume más al hacer calor
  • No dejes de comprobar que las pastillas de freno funcionen antes de realizar cualquier viaje. Hay que tenerlas sin desgastar.
  • Las baterías tienen una duración promedio de dos años, así que cámbiala cuando se cumpla este tiempo
  • Utiliza algún dispositivo antirrobo, en especial uno que mantenga la motocicleta fija en un sitio, como una columna.
  • Revisa todo el funcionamiento de tu moto para asegurarte de que no requiera reparaciones.

Estas son solo algunas claves para saber si es necesario algún servicio, asegurarnos de tener viajes seguros y para mantener en buen estado nuestra moto. Sin embargo, recuerda que es necesario llevarla con un profesional al menos una vez al año para que haga una revisión y determine el estado de tu moto.